junio 30, 2006

CARICATURAS DEL AMOR


Siempre he creído que falta información sobre el mundo de la pareja en general y sobre el matrimonio en particular. Dedicamos muchos años de nuestra vida a prepararnos para ser buenos profesionales, pero sin embargo no nos preocupamos de ser buenos esposos y buenos padres y madres, incrementando así el riesgo de fracaso matrimonial.

El resultado final es que muchos tienen una imagen demasiado idealista y romántica del matrimonio y de la vida de pareja, influenciados por algunas peliculas y novelaz. Creo que eso es algo peligroso porque un excesivo romanticismo puede ser al amor lo que la pornografía a la sexualidad: una caricatura.

El peligro de las caricaturas es que aunque exageran los rasgos hasta hacerlos ridículos e irrisorios, permiten reconocer la realidad que manipulan. Realidad y ficción se mezclan, confundiendo así a muchas personas.
Ser romántico, como se dice coloquialmente, esta muy bien, pero siempre que se acepten además las cargas y responsabilidades que la vida conyugal exige.

La base del matrimonio no es ser romántico sino el amor. Y amar es sinónimo de renuncia y sacrificio voluntario, y eso muchas veces cuesta. Es cierto que lo que se obtiene a cambio justifica todo esfuerzo, pero no hay que olvidar que el precio a veces es caro y doloroso.

La pareja puede es camino de salvación y santificación, pero también –y no lo olvidemos- es cruz. Mis problemas, penas y defectos serán suyos, y los suyos míos. Yo soy su cruz y ella la mía, yo tengo que llevar su cruz y ella la mía. Aunque en esto último salgo ganando ¡porque mi novia pesa mucho menos que yo!

4 comentarios:

Ailyn dijo...

Hola José, interesante tu post, y ahora sabemos que no estas casado..aún, piensas casarte pronto? Felicidades si es así.

ya formas parte del directorio Blogs Católicos por si quieres colocar un link desde tu blog.

http://dirblogscatolicos.blogspot.com/

Saludos

Inés dijo...

Hablas con sabiduría. Cuando yo me casé, hace de eso casi 25 años atrás, nadie me dijo algo tan sabio, que mi esposo es mi cruz y yo la suya. Pero así es. Si aprendemos a levantarla con gran amor y ternura, y nos abandonamos en las manos del Señor, todo se vuelve muy facil. Fijate que yo descubrí esto hace muy poco. Luego de nuestra conversión el Señor un día me lo hizo ver y desde entonces no sabés que bien nos llevamos mi marido y yo. Mi hogar se transformó en un lugar donde estar en paz y feliz. El romanticismo está bien pero no sólo dura muy poco sino que no puede compararse con amar a tu Cruz.

Bendiciones. Inés
http://visitadejesus.blogspot.com/

Jose Menchon dijo...

Muchas Gracias INES por tu comentario, te felicito por tu blog y te deseo lo mejor.

AILYN, la idea del Directorio de Blogs Catolicos es muy buena, seguro que hará mucho bien. No lo dudes te pondré un link....Gracias

Cristián Ahumada dijo...

Bien José, por un comentario tuyo he descubierto la fuerza de un amor puro y sencillo como el tuyo hacia tu novia, Dios Mediante te bendiga en el paso que vas a dar, y también quiera que los alfileres que molestan en la vida vayan apoyando el gran traje del amor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...