noviembre 10, 2007

TRABAJAR EL MATRIMONIO


Hay un dicho italiano que dice que el “matrimonio es milagroso porque cuando uno se casa es ciego y después se te abren los ojos”....bromas a parte, lo cierto es que con mucha frecuencia no captamos todo lo que hay detrás del matrimonio y de lo que significa.

Cuando una pareja decide casarse, tienen planes, ideas, proyectos, ilusiones. Cuando se empieza “a rodar”, nos damos cuenta que las ruedas no son tan perfectas y que los “animales” que tiran de la carreta son bastante pesados, y entonces se empieza a generar una “desarmonía” dentro del matrimonio.

Incluso con el paso del tiempo, cosas que antes eran perfectamente tolerables al inicio, empiezan a ser intolerables. El punto importante es darnos cuenta que el camino de la vida matrimonial es un camino que a veces, en teoría, tendría que caminar muy armónico, como un reloj. Sin embargo, en la vida diaria se van generando ciertos desequilibrios que van rompiendo la comunión conyugal.

La vida de familia se convierte en una carga, en un peso sobre uno y entonces vienen las fugas. Cuántas veces el marido se refugia en el trabajo, o en el bar con los amigos, y la mujer en cosas como el gimnasio, con las amigas, las compras...De pronto, la vida matrimonial es más importante por las cosas que tenemos, que por las personas que las vivimos....

La convivencia no es precisamente una cosa fácil, por eso hay que elaborar un plan para trabajar el matrimonio. Para llegar a un objetivo se necesita una estrategia, con el matrimonio ocurre lo mismo y son siete grandes campos o líneas en los que todo matrimonio tendría que trabajar:

1. Área de mi temperamento (mi psicología).

2. Área de la afectividad, emotividad y sexualidad.

3. Área de los hijos ¿Sé perfectamente lo que voy a hacer con mis hijos el próximo año y tengo un plan de trabajo con ellos, en cuanto a valores, diversiones, ambiente, etc.?

4. Área de la familia política.

5. Área del ambiente, amigos, amistades, diversiones. ¿Nos ayudan a nuestro plan de vida?

6. Área del dinero, de lo material. ¿Cuál es el manejo que como esposos vamos a hacer?

7. Área espiritual. Es fundamental que los dos crezcan espiritualmente. Es el eje de la vida de esposos.


Fuente: Catholic.net
Autor: P. Cipriano Sánchez

3 comentarios:

Ljudmila dijo...

El dicho lo conocía como "el amor es ciego y el matrimonio es oculista" ;) Parecen muchas reglas para "aprenderlas" o pensarlas en orden, pero tomadas en conjunto no hay nada que sobre.

Anónimo dijo...

Muy interesante. Sin embargo, no me queda claro qué quieres decir con el punto "4. Área de la familia política". ¿Podrías ser un poco más concreto, por favor?

Jose Menchon dijo...

Creo que el autor del texto se refiere a cuidar los aspectos relacionados con la familia del conyuge: las suegras/os, las cuñadas/os...

Esto es importante porque amenudo ciertas ingerencias en el núcleo de la familia perturban la paz y son fuente de conflicto.

Hay que adoptar una postura que permita a los conyuges relacionarse con sus familias de origen sin que esto afecte al matrimonio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...