septiembre 03, 2007

LEER EL CATECISMO


Como no solo de pan vive el hombre vamos a intentar ir acostumbrado a nuestro hijo a que se vaya alimentando de “ese otro pan”, para que luego de mayor no se atragante y crezca sano y fuerte en todos los sentidos

Recuerdo que una vez un sacerdote amigo mío me regalo mi primer Catecismo y me dijo bromeando “que si me lo leía entero me harían Obispo”. No tengo tales pretensiones pero lo cierto es que le agradezco encarecidamente su gran regalo y este verano he estado repasando otra vez el Catecismo por mi cuenta, además los domingos repasamos y comentamos el Compendio del Catecismo con mi mujer.

El Catecismo no es solo para los Obispos y los curas si no para todos los cristianos. No digo que se tenga que memorizar pero si que se tiene que conocer su contenido. Hay que conocer lo que se ama. El Catecismo no se puede leer como el que lee una novela, necesita otro ritmo, hay que masticarlo con calma para digerirlo bien como el que degusta un buen bistec. Leyendo un par de páginas al día se va bien.

Leer el Catecismo me ayuda a repasar las verdades de la Fe y a admirar su enorme belleza y perfección. Es como mirar el paisaje de tu tierra natal, o mejor aún, como mirar el rostro de un ser amado. Porque el Catecismo se ha de leer con la cabeza y también con el corazón.

A pesar de que es un lenguaje bastante entendedor, soy consciente de que no toda persona puede entender en su plenitud todos los aspectos del Catecismo. En tales casos se puede acudir a obras divulgativas como “la Fe explicada” de Leo J. Trese u otras por el estilo.

No ocurre lo mismo con el Compendio del Catecismo, que es mas asequible además de ser mas corto. Además ante cualquier duda siempre podemos (y debemos) acudir a nuestro párroco o a una persona con estudios de teología entendida en la materia. Hay dudas que matan y verdades que salvan...

9 comentarios:

mueblestilo (yhallo) dijo...

necesito de tu oración, ayudame

Jose Menchon dijo...

Cuenta con ella, espero que vuestro nieto se recupere pronto.

hna josefina dijo...

José, hace tanto que no pasaba por aquí. Volví el otro día... Y ya tienen a Fran.
Me parece que a él sí le noto un cierto aire de obispo.
¡Felicitaciones!

Maria Laura dijo...

Jose:
El bebe esta precioso y asi como lo van formando sera precioso de alma. Creo que el Catecismo no debe faltar en un hogar catolico, sobretodo para nuestra formacion de la Fe. Ademas de instructivo es ameno para su lectura y meditaciòn.
Saludos y bendiciones a la familia en pleno.

Anónimo dijo...

Jose:
Tambien orare por esa persona que pide oraciòn. No se el motivo pero si se que la necesita. Eso nos hace hermanos en el amor a Dios.

Alberto dijo...

José: el comentario sobrio y estimulante; la foto del niño una gozada auténtica. Gracias

Jose Menchon dijo...

Gracias a ti Alberto. SALUDOS!!!

El Último dijo...

Me gusta lo que dices. Entre otras cosas dudo mucho que la formación de los que nos llamamos católicos sea la adecuada. Han pasado los tiempos en que la famili, la escuela y la sociedad entera nos formaba como cristianos. Ahora necesitamos una actitud no pasiva. Nunca fue buena la pasividad pero ahora menos.

A propósito te sugiero visites mi blog:

http://blog-elultimo.blogspot.com/

Espero que te guste aunquees un poco ácido respecto al estilo de este.

Jose Menchon dijo...

Gracias por tu visita. Comparto totalmente tu opinión. Felicidades por tu Blog, creo que tenemos muchas cosas en común.

SALUDOS!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...