septiembre 19, 2006

ESOS VIEJOS JOVENES


Está de moda el ser joven; desde todos los medios se exalta incansablemente la figura de la juventud como algo no sólo ideal sino también perdurable y casi eterno. Uno de los resultados es, lógicamente, la caída de popularidad la madurez o vejez dentro de la sociedad. Quizás sea por eso que no solamente nadie quiera ser viejo, sino que algunos “jóvenes” no deseen incluso llegar a la vejez...

Otra consecuencia es que los viejos no están valorados. En una sociedad en la que el valor se rige por la productividad un jubilado no cuenta mucho. Y en una sociedad donde se sobrevalora el tiempo de ocio, un ser enfermo es un estorbo.

Es por todo esto que cada vez admiro más a la gente mayor que se mantiene activa y no se resiste a dejar de aportar algo a la sociedad en general. Yo he tenido el enorme orgullo de conocer a algunos de estos auténticos revolucionarios del sistema, y he aprendido mucho de sus experiencias y ejemplo.

Vienen a mi memoria jóvenes como la Madre Teresa de Calcuta, Juan Pablo II o el Padre Roger de Taizé,-entre otros- que más o menos recientemente han llegado a la plenitud de sus vidas mostrándonos el verdadero elixir de la juventud : el Amor, la entrega a un Ideal y el servicio a los demás. Ya lo he decidido, ¡yo de mayor quiero ser joven!

2 comentarios:

hna josefina dijo...

Al menos por estos pagos, a muchos no les gustó que Juan Pablo expusiera tanto su 'vejez' y su 'decaimiento' en los últimos días de su vida. A mí en cambio, me pareció que dio un personal testimonio de lo valioso que es cada hombre: joven, niño o viejo; inteligente, o poco inteligente; sano o enfermo; cada uno.

Jose Menchon dijo...

Totalmente de acuerdo hermana Josefina. Creo que la aptitud de nuestro querido Juan Pablo II fué un shok para algunos...y no todos lo supieron entender.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...