agosto 14, 2006

¿CREES EN DIOS?


Esta es la típica pregunta que se hace a alguien para saber de su religiosidad, parece una pregunta ingenua pero yo considero que esconde algo de maldad.

Esta pregunta la empezaron a hacer en la era de la ilustración (s. XVIII) los Ateos, que fueron los primeros en plantearse la no existencia de Dios e intentaron demostrarlo empíricamente sin éxito alguno.

Al preguntar si crees o no crees en Dios, se plantea una disyuntiva (o si o no) dando pie al relativismo (puede que si o puede que no). Es una pregunta trampa, porque aunque te respondan “si creo”, el “no creo” queda flotando en el aire como una posibilidad real.

Otro problema de la pregunta es que exige una respuesta muy simple (si o no), y sucede que hay muchos que han interiorizado tan hondamente la respuesta que se han acostumbrado a repetirla sin más: dicen “no creo” o “si creo” y se quedan tan anchos...

Partiendo de la base que no se puede creer en alguien a quien no se conoce, considero que Dios no necesita ser creído, sino ser amado y para esto primero hay que buscarlo, y luego encontrarlo, tratarlo y conocerlo.

La Fe no es un “me lo creo aunque no se pueda demostrar”, la Fe es “lo sé porque lo he experimentado, aunque no lo puedo demostrar”. El creyente no cree, conoce y por lo tanto ama, y es esa relación de Amor la que sustenta su vida y le hace sentirse menos vacío y más libre.

Por eso yo normalmente pregunto ¿conoces a Dios?, y si me responden que no, les digo: ¡ah eso será que no lo has buscado suficiente!, ¡¡¡ Animo, Él te está esperando !!!

10 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Buen punto.

A la inversa, puedes ver a la pregunta "¿Crees en Dios?" como algo que no hace sino ratificar que Dios existe y vive, pero lo que hace es preguntarte acerca de tu postura frente a ese hecho que es.

(Dios vive) ¿Crees en Dios?

Algo similar a lo que me "enteré" a través de un visitante: "si no hubiera Dios, no habría ateos".

Saludos.

Joaquín dijo...

Pensando en este asunto insondable, de la existencia de Dios, me estoy acordando de esas fábulas y leyendas, acerca del niño que quiere tocar el arco iris, y cuanto más quiere acercarse, más se aleja... Dios se sustrae de nuestra razón. Y es verdad que (como el caso del arco iris) cuanto más queremos buscarlo con la razón, más se nos escapa.

Saludos

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

Este post me recordó la grandiosa historia del 'sabio' empirista y del Zaddik, contada por Martin Buber y citada en el libro del Papa, Introducción al cristianismo: http://ululatus-sapiens.blogspot.com/2006/04/existe-dios.html

¡Saludos!

Joaquín dijo...

También puede parecer exagerado pensar si es posible amar a Dios "aunque no se crea en él". Teresa de Lisieux en sus últimos días de angustia, fiebre, duda y enfermedad, es un glorioso ejemplo.

Eleder dijo...

Algo así como "si Dios no existiera habría que inventarlo", ¿no? :)

De todos modos, cuando a mí me han preguntado "¿crees en Dios?", siempre me he quedado un poquito perplejo; y mis respuestas han solido ir por la línea del "ehm... ¿es que se puede no creer en algo tan obvio?"

Claro que luego mi vida no va generalmente por donde debería ir si _realmente creyera_... pero bueno.

Jose Menchon dijo...

Lo mejor de este BLog son vuestros comentarios que aportan visiones nuevas que amplian mis palabras.

¡¡¡MUCHAS GRACIAS A TODOS!!!

Satán dijo...

JA JA JA JA JA JA!!!

Jose Menchon dijo...

Quien rie úlrimo rie mejor, Satan ;)

Saludos

d dijo...

Querido amigo, deberías informarte un poco más, la historia del ateismo es muy antigua y no comienza en la Ilustración. Epicuro, ya era ateo radical, y sus seguidores mantuvieron esa tradición. Te recomiendo que te leas al poeta/filósofo natural romano, Lucrecio, y su libro De Rerum Natura, que es el libro ateo más antiguo de cuantos han sobrevivido. También tienes uno de los interlocutores de "De la Naturaleza de los Dioses", de Cicerón, que era ateo y defiende su postura, y muchos otros casos. Pero la mayoría de los libros de la tradición atea se perdieron, porque al igual que tú, había mucha gente que pensaba que "¿crees en Dios?" es una pregunta que encierra maldad, y que por tanto, había que quemar en una hogera al ateo, junto con sus libros. Es gracias a la Ilustración, y no a los cristianos, que hoy en día no se quema a nadie por decir lo que piensa y lo que siente.

Jose Menchon dijo...

Zingua, gracias por tu interesante aportación. El ateismo al que me referia era al de la Ilustración , es decir al que negaba la existencia del Dios Cristiano. Evidentemente en casi todas las religiones existen pensadores que han dudado de la existencia de un Dios lo cual significa que la Gran Pregunta es intrinseca a la naturaleza del hombre.

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...