junio 06, 2010

Los misterios del Opus Dei (Patrice de Plunkett)



Frente a lo mucho que se ha escrito sobre el Opus Dei dice Patrice de Plunkett que su intención era “hacerme una idea de lo que en realidad es el Opus Dei”.
 
Muy bien dice Plunkett, licenciado en derecho y periodista, que quería conocer “la realidad” del instituto religioso creado por un joven sacerdote aragonés en los convulsos años treinta del siglo pasado porque una vez leído el libro lo bien cierto es que podemos aplicar al mismo aquello que dice que “cualquier parecido de la realidad existente con la verdad es pura coincidencia”.
 
¿Cuál es la percepción que se tiene, en general, del Opus Dei?
 
Este es un libro ex post. Está escrito para que se conozca la realidad de la Obra después de la creación por Josemaría Escrivá tras haber recibido la inspiración del Espíritu Santo aquel 28 de octubre de 1928 y para que, sobre todo, se esté al cabo de la calle de todos los manejos que al respecto de aquella se han ido urdiendo; urdimbre, eso sí, de origen diverso.
 
No es, sin embargo, ninguna apología de San Josemaría, como podría pensarse, sino en todo caso un intento de conocer lo que se ha pretendido que se conozca, por vía negativa, de, como dice el título de la edición en francés, “El monstruo” pues no otra cosa es la imagen que muchos han tratado de transmitir de tal movimiento católico.
 
Este libro contiene varios aciertos. Por ejemplo, enmarca el momento de creación del Opus Dei y sus inmediatos años en un ambiente enrarecido y tumultuoso: tiempos de la II República española y subsiguiente Guerra Civil. No es de extrañar que el autor del libro llame a este capítulo “Una idea insólita… en una época imposible” porque no sólo suponía una anticipación espiritual en el tiempo la aparición de la Obra sino que inició a caminar cuando su camino era más difícil.
 
Pero después de centrar momento y circunstancias se produce la verdadera avalancha de datos, personas, tergiversaciones, manipulaciones, cosas que nunca sucedieron, cosas que se inventaron, miedos injustificados y demás artes con las que aquellos que se opusieron, en un principio al Opus Dei abrieron el camino para que, con el tiempo, 80 años después de su aparición en el ámbito espiritual católico, aún quede un conocimiento muy equivocado sobre lo que Josemaría Escrivá dio forma.
 
Extraños enemigos le surgieron en el camino a Escrivá. Por ejemplo, los jesuitas dijeron que el Opus Dei era masónico; los falangistas que era una secta y así hasta que un “rumor sin fronteras” se extendió como la pólvora: la Obra urde algún complot, al parecer… en contra de todos. Una “leyenda negra” que llega hasta nuestros días y que hace pensar, incluso a muchos católicos, que el Opus Dei es algo extraño o raro del que es mejor permanecer alejado… por si acaso.
 
Una de las cosas más curiosas es que, la falta de comprensión del espíritu del Opus Dei ha hecho, a lo largo de su historia, que cuando alguna persona que tenía relación con la Obra manifestaba una conducta reprochable, siempre se le ha achacado a la misma lo que tal persona ha hecho, sin darse cuenta que si hay algo que la caracteriza es que cada individuo que la conforma no deja de ser lo que sea en su vida ordinaria y que no hay, por así decirlo, espíritu de grupo tipo partido político porque su espiritualidad es meramente individual y referida a cada uno de sus miembros e, incluso, colaboradores y simpatizantes.

Incluso, si no en lo mal hecho por quien pudiera haberlo hecho, cuando algún organismo o institución ha contado con personas miembros del Opus Dei (por ejemplo, el General Franco en alguno de sus Gobiernos) se ha tenido la tentación de atribuir a la Obra el control de tal organismo o institución, desconociendo lo dicho arriba con el sentido de su espiritualidad.
 
Se le ha atribuido al Opus Dei, por ejemplo, ser una mafia; en concreto una “santa mafia” y se le ha involucrado en casos como el de Matesa, Rumasa o la muerte del banquero Roberto Calvi. ¿Por qué? Pues, simplemente, por decirlo de forma castiza, porque la Obra pasaba por allí y basta ver aparecer las siglas OD para que se elabore la más extraña teoría sobre “proselitismos, acosos y manipulaciones”.

Por otra parte, si hay algo sobre lo que el Opus Dei ha tenido “mala prensa” es su relación con los Pontífices. Existe la tendencia a creer que, hasta Juan Pablo II Magno, tres o cuatro de ellos no entendían a la Obra ni la labor que hacía Josemaría Escrivá cuando la realidad es, justamente, la contraria.
 
Así, Pío XII “ratifica un decreto que erige al Opus Dei como primer ‘instituto secular de derecho pontificio’”; Juan XIII “afirma que el espíritu del Opus Dei abre ‘horizontes insospechados para el apostolado universal’”; Pablo VI “escribe a Escrivá su ‘satisfacción paternal’ por ‘todo’ lo que realiza el Opus Dei” y, por último, Juan Pablo I comparó la espiritualidad laica del Opus Dei con la de San Francisco de Sales:
 
“En plena calle, en la oficina, en la fábrica, se hace uno santo, a condición de que cumplas con tu propio deber adecuadamente, por amor a Dios y con alegría, de forma que el trabajo cotidiano devengue no una tragedia cotidiana, sino más bien la sonrisa cotidiana”
 
Por tanto, es, éste, otro desmentido acerca de la contrariedad que suponía, según se ha difundido, el Opus Dei para la Iglesia católica.
 
Y si hay que traer algo a colación que debería hacer entender muchas cosas es el caso particular del Monseñor Romero, al parecer un “mártir” de izquierdas que, sin embargo, “amaba al Opus Dei” por cual manifestó, a lo largo de su vida, gran admiración e, incluso, seguimiento.
 
Por tanto, las dos partes en las que se divide “Los misterios del Opus Dei” (“Una historia —verdadera— del Opus Dei” y El “Opus Dei que tenemos en la cabeza”) nos aproximan, justamente, a lo que es la verdad de las cosas que es, con exactitud, de lo que muchos, a lo largo de los años, han pretendido alejarnos con fines puramente personales y, por eso mismo, egoístas.
 
Por eso no es de extrañar que, a medida que se avanza en la lectura de las páginas de la obra de Plunkett vaya, in crescendo, la sensación de que el Opus Dei ha sido injustamente tratado y que merece, por decirlo así, cierta reparación por parte, sobre todo, de los creyentes católicos porque la leyenda supuestamente misteriosa que sobre la Obra se ha tramado no es más que una nada envuelta en el oropel de quien la creó.
 
Y ya por ir finalizando, cuando se lee un libro con intención de decir algo sobre el mismo, se debe hacer una recomendación de a qué tipo de personas puede ir dirigido. En este caso particular deberían ser las siguientes:
 
Las personas que desconocen el Opus Dei.
  • Las personas que tienen un conocimiento sesgado del Opus Dei.  
  • Las personas que pertenecen al Opus Dei.
  • Las personas que creen conocer al Opus Dei.
  • Las personas que quieren conocer el origen de algún “misterio” relacionado con el Opus Dei.
  • Las personas que tengan amor a la verdad.
 Por tanto, y creo que esto que voy a decir es lo más importante a nivel práctico, este libro de Patrice de Plunkett sirve para descargar el espíritu. Pero no sólo de quien lo lee partiendo de un conocimiento más o menos adecuado del Opus Dei sino de aquellas personas que, sin duda, cambiarán su modo de pensar al respecto de aquel “monstruo” que, en realidad, no es, sino, una Obra, puesta por Dios, en buenas manos.
 
Extraido de INFOCATOLICA

 

Titulo: Los misterios del Opus Dei Autor: Patrice de Plunkett
Editorial: Áltera
Páginas: 246
Precio aprox.: 23€
ISBN: 9788496840966
Año edición: 2010
Lo puedes adquirir en Editorial Áltera.



 

5 comentarios:

Isabel C dijo...

"... in crescendo, la sensación de que el Opus Dei ha sido injustamente tratado y que merece, por decirlo así, cierta reparación por parte, sobre todo, de los creyentes católicos porque la leyenda supuestamente misteriosa que sobre la Obra se ha tramado no es más que una nada envuelta en el oropel de quien la creó".

Buenas noches. Es que tienen ustedes un percal...

http://librosenriquerojas.blogspot.com

que espanta,

http://1.bp.blogspot.com/_TqCDt6CYQU0/TAOZf1oI0CI/AAAAAAAABAw/QaUg3RGbZMM/s1600/Enrique+Rojas++emite+Certificados++no+veraces+seg%C3%BAn+el+Colegio+de+Medicos+de+Madrid.jpg

Si ustedes pasan, del horror, terror, pavor, pánico, miedo... que causa su percal,

http://www.saltalibre.net/Correo-libre-de-lectores.html

Ustedes son idénticos al percal. Por tanto,

"... que sobre la Obra se ha tramado". Perdón, pero son ustedes o en su defecto el percal del Opus Dei el que trama,

http://www.slideshare.net/gueste425f0/consentido-presentation

"...no es más que una nada envuelta en el oropel de quien la creó".

No es cierto. Con estos militantes protegidos y encumbrados,

http://doctorenriquerojas.blogspot.com/2009/11/enrique-rojas-violacion-del-secreto.html

que ejercen terrorismo puro y duro con pluma, papel y teléf., no me vengan ustedes de víctimas ¡por favor!! Ustedes no son una nada. ¡Son cómplices!.

Una mafia que protege a quien les paga. Me gustaría saber que % se llevan de estas tropelías. Hay "trabajos" que nunca se hacen gratis.

Aeronauta dijo...

Me recuerda el de Vitorio Messori "Opus Dei, una investigación" y el de John Allen llamado "Opus Dei" ambos excelentes y que comenzaron con la misma idea: "no me cuenten cuentos, quiero averiguarlo solito".

Saludos

Jesus dijo...

Es inútil tratar de convencer a fanáticos del "sospechosismo" como dicen ahora en México, Todos son sospechosos de terrorismo, nadie se escapa ni.....Dios,(excepto ellos claro, los que juzgan a los demás), la frase "La verdad os hará libres", no es para todos es para los esclavos que desean ser libres ( esclavos de la ignorancia, voluntaria por supuesto). Que le hacemos así es la Vida. Saludos desde Tenochtitlán Capital de México.

Jesus dijo...

Es inútil tratar de convencer a fanáticos del "sospechosismo" como dicen ahora en México, Todos son sospechosos de terrorismo, nadie se escapa ni.....Dios,(excepto ellos claro, los que juzgan a los demás), la frase "La verdad os hará libres", no es para todos es para los esclavos que desean ser libres ( esclavos de la ignorancia, voluntaria por supuesto). Que le hacemos así es la Vida. Saludos desde Tenochtitlán Capital de México.

Jose Menchon dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Isabel,quizás nos iria bien a todos leer el libro, no?

Aeronauta, es cierto, esixten varios libros en este sentido y además existen muchas webs (ademas de la institucional), tener dudas puede ser normal, pero no serà por falta de recursos!

Jesus, muchas gracias. En este sentido, es cierto que nuestra civilización moderna esta muy influenciada por "los filosofos de la sospecha". Si te interesa el tema te recomiendo un buen libro: "Dios y los naufragos" donde se analiza el tema de la sospecha.

Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...