octubre 11, 2006

HEROES DEL SILENCIO


Al leer los libros de historia uno se lleva una impresión bastante triste de la humanidad; a parte de los grandes inventos, parece que el resto de sucesos importantes han sido las guerras y que los personajes más importantes son todo capitanes, generales y demás.

Lo mismo ocurre si leemos un diario; da la sensación de que los protagonistas de la actualidad (sin contar a los deportistas) son políticos malhumorados y famosillos excéntricos.

A menudo me pregunto si son realmente estas personas las que mueven el mundo y determinan el rumbo de la historia.... Y creo que no, creo que hay que tener muy presentes a todos los habitantes del planeta que con su trabajo diario y con sus vidas han hecho y siguen haciendo habitable este mundo. No se trata de héroes ruidosos sino de héroes del silencio. Gentes que nunca recordamos a pesar de ser los auténticos constructores de la civilización.

La “gente importante” quizás son los que mueven el mundo pero no los que lo mantienen. Si la humanidad persiste es gracias al trabajo callado de millones de almas anónimas. Si este mundo es habitable es gracias a los remansos de paz que hayamos entre la gente normal de la calle (familiares, amigos, compañeros de oficina....).
A pesar de que muchas veces parezca lo contrario el Bien predomina por encima del Mal, existe más gente “buena” que “mala”. La prueba de ello es que el mundo sigue funcionando cada día y que no estamos sumergidos aún en un Apocalipsis.
Por eso no considero justo poner el accento en lo negativo; si alguien conocido hace algo malo seguro que habrà mil personas más que estarán haciendo algo bueno, y considero más justo tener en cuenta a esas mil personas que al primero.

Matar con el olvido a estas buenas gentes es un flaco favor que nos hacemos, es dar las llaves de la historia a los perdedores; la historia nos pertenece a todos, todos somos protagonistas al unísono aunque en los créditos de la película de la “historia de la humanidad” figuren en primer término los actores que más venden...

13 comentarios:

Jordi Molas dijo...

Hola José!

Curiosamente acabo de publicar un post que tiene relaciones con lo que comentas. Pero en lugar de hablar yo he dejado que hablara Michael O'Brien.

He publicado un artículo suyo que me parece magnífico y va en la línea de lo que dices. Una reflexión espectactular. Creo que te gustará.

http://www.freedownloadcommunity.com

LOBEZNOX dijo...

Gracias a tí, por tu comentario en mi blog y por tu página que es una de mis preferidas, rebosa optimismo, vida y buenas vibraciones. Un saludo.

Cristian dijo...

Que razón tienes José. La humanidad sobrevive gracias a millones de personas anónimas que hacen de este planeta un mundo más humano. Aparentemente, el mal triunfa dobre el bien, pero sabemos que en realidad, es el Bien quien tiene la sartén por el mango. Creo que la prensa tiene mucho que ver con la visión pesimista que a veces tenemos: destacan tan poco las cosas buenas, que crean la sensación de que no hay vuelta en nuestras historias. Hay que pensar positivo, y actuar idem. Bendiciones.

Semilla dijo...

Hola! paso a saludar, a decir que siempre te leo, pero que aveces no encuentro palabras ...
Ahora solo me salen estas:
Toda la razón.
Cariños

Embajador en el Infierno dijo...

Perdona que yo también haga algo de autopropaganda pero precisamente el libro Los Novios de Alessandro Manzoni, que hace poco comenté en mi blog, fue precisamente famoso precisamente por lo que comentas: la primera novela histórica de fuste que hacia héroes de personas corrientes. Muy recomendable.

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

Si Abraham era optimista acerca de la gente de Sodoma y Gomorra, ¿por qué nosotros no habríamos de serlo con el mundo?

A mí, en realidad, el cristianismo me resulta un escándalo, pues es optimismo puro y verdadero, no ingenuo, y yo tiendo al pesimismo. Sin embargo, dudar, creer, sentir el mundo, con sus pecados y virtudes y 'pelearme con Dios' como Job, me hace sentir vivo y me da esperanza... Es muuuuuuuy curioso.

¡Un saludo!

hna josefina dijo...

¡Totalmente de acuerdo!
¿Por qué será que, a veces, nos dejamos atrapar por los mensajes engañosos?... indudablemente que son muchos más, pero muchísimos, los buenos que los malos; y en nuestro corazón -inclusive- hay muchísimo más de luz que de sombra.
Tal vez por eso el mal es noticia, porque es más raro que el bien. ¡Y pensar que uno se confunde!...

Alberto dijo...

José: ha sido gozoso leerte. Rebosa optimismo todo pero es que es una gran verdad: basta mirar a nuestro alrededor y descubrir a un montón de gente buena, que hace muchas cosas y que además pasa desapercibido y que son motores de ese micromuendo en el que están. Hay que ensalzar a esos que llamas, con razón, héroes anónimos

alemama dijo...

¡Cuánta razón tienes,amigo! El desánimo es el comienzo del círculo vicioso de dejar todo el campo a los que mencionas.

Luis Fuertes dijo...

Hola, amigo. Llevo varios días para ponerte un comentario en este extraordinario post y sigo pensando en que todo lo que escriba quedará corto al lado de lo que tu has puesto.

Tienes toda la razón en tus apreciaciones, la "gente importante" es la que aparece primero en los "créditos" de la película de la vida, pero ha habido mucha gente que ha preferido "ocultarse y desaparecer, como esos sillares ...". Personalmente prefiero fijarme en estos últimos, que en el fondo van a ser los primeros en aparecer en la película del "mundo futuro".

Saludos

dhhdgdfhg dijo...

el problema es que lo malo hace un daño tan grande que oculta lo bueno.
un gran abrazo
Carlos

Encomiéndame mucho!!!

Jose Menchon dijo...

Muchas Gracias a Todos/as por vuestros comentarios. Perdonad que no os responda uno por uno pero en estos días voy escaso de tiempo... Gracias por vuestro afecto, paciencia y compañia!!!!

Saludos!!!

Javier dijo...

Pues, yo creo que hay más gente mala que buena, sino el mundo no estaría como está.
.
Eso no quita que también haya gente buena y es una suerte toparte con algunos de vez en cuando (como el autor de este blog).
.
Pero vamos, que la bondad apenas se nota y el mal hace mucho ruido. En las noticias abunda la podredumbre. A mí se me había "escurrido" que alguien podía hacer un periódico blanco que sólo tuviera buenas noticias: aunque no te informara de la actualidad, por lo menos te alegraba el día... Psicologícamente sería algo muy positivo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...